Leyes

Centralización administrativa del Estado

La centralización administrativa implica reunir varias materias en un centro común y opera sobre la idea o supuesto de dependencia de un poder central. –uni o pluripersonal-, en una relación de tipo piramidal.

Así todas las atribuciones y potestades para la satisfacción de las necesidades colectivas tanto a nivel nacional, como en otros niveles que admita la división del territorio del Estado, estarán en manos del poder central.

Sandra Ponce de León Salucci establece que los órganos que integran este sistema no están dotados de personalidad jurídica propia e independiente de la persona jurídico – estatal. Por el contrario, esos órganos se agrupan respecto de otros, se enlazan y unifican para la acción en una situación de dependencia y subordinación, manteniendo entre sí una estricta relación jerárquica con diversos grados y niveles pero siempre respetando las instrucciones y directivas que impone el superior, generalmente representado por el jefe de Estado. Esta jerarquía es el máximo poder que puede ejercer el poder central en un órgano administrativo y a través de ella el jerarca posee todas las potestades respecto de los inferiores (relación mando – obediencia).

En este sistema los órganos no tienen asignado un patrimonio propio, por lo que deben ejercer sus atribuciones y desarrollar sus funciones con los recursos que se le asignen desde el patrimonio público y estatal. Este patrimonio se conforma, principalmente con los impuestos, contribuciones por aquéllos bienes que son parte del Estado, es decir, los declarados como bienes fiscales (por ejemplo, por ser el último heredero interstato o por donaciones), las minas, los bienes nacionales de uso público que acrecientan el patrimonio fiscal, sino que el de la comunidad toda, entro otros. Ahora bien, en cuanto a recursos económicos disponibles –fundamentalmente el dinero-, su distribución a los órganos centralizados se determina habitualmente a través de la Ley de presupuesto del sector público.

En relación con lo anterior, Sandra Ponce de León Salucci, explica que el típico ejemplo centralizado se puede hallar en los ministerios.

Las ventajas que presenta este sistema son:

  • A través de la unidad funcional se consigue desarrollar con mayor facilidad las ideas de planificación desde el centro del poder administrativo y político.
  • Se consigue la ejecución de las políticas públicas de una manera más coordinada y uniforme.
  • El control del jerarca, al ser más directo, mejora la eficiencia en el logro de los objetivos.

En cuanto a sus desventajas, en el libro “Bases de la Organización Administrativa en Chile. Principios, Normas y Estado Actual”, Sandra Ponce de León Salucci especifica que se pueden mencionar mayor lentitud en la toma de decisiones y que se favorece la corrupción, entre algunas otras.

Sandra Ponce de León Salucci.

Comenta con Facebook